CALLE DE LOS SUEÑOS


Descendiendo desde la antigua ubicación de la Plaza de La Paz, por la acera izquierda de la Rambla de Santa Cruz, la acera de los impares, y hasta la Plaza de Toros, nos encontramos sucesivamente con cinco calles paralelas, bien trazadas en las primeras décadas del siglo XX.

1.  Fernando Primo de Rivera .
2.  Calvo Sotelo.
3.  Los Sueños.
4.  El Perdón
5.  Comandante Sánchez Pinto.

Estas cinco calles fueron conocidas anteriormente con otros nombres:

1.  Fomento y número seis de Salamanca.
2.  Pablo Iglesias y Primera de Obreros.
3.  General Sanjurjo y Lucas Fernández Navarro.
4.  General Goded y La Igualdad.
5.  Libertad.

La tercera, LOS SUEÑOS, es una calle recta, bien consolidada, que en su camino ascendente desde la Rambla deja, en primer lugar, a su derecha Capitán Gómez Landero y atraviesa las calles Santiago Cuadrado y Salamanca, prosigue dejando a su derecha la calle Julio Tovar, atraviesa El Olvido, Poeta Hernández Amador, Poeta Zerolo, Poeta Viana y Poeta Tabares Barlet, para acabar en la calle Poeta Tomás Morales.

En su acera izquierda comprende 111 números de gobierno, mientras que por la acera derecha solamente alcanza hasta el número 94.

Esta calle tuvo un nombre anterior, LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO, asignado el 7 de noviembre de 1923.

No he hallado la razón por la cual el recalcitrante golpista, bilaureado general SANJURJO, sustituyó en la placa de esta calle al nombre del eminente geólogo LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO.

Podría aventurarse que la razón determinante de esta sustitución fuera el deseo de los conspicuos gestores municipales por mantener agrupados a varios conspicuos generales muertos violentamente durante la Guerra Civil, ya que ciertamente esta circunstancia es evidente.

En la misma zona del barrio de Salamanca, además de la calle que ha enaltecido la memoria del doblemente golpista y bilaureado general SANJURJO, han estado las dedicadas al enaltecimiento memorial de otros tres generales golpistas muertos en la Guerra Civil: FANJUL, GODED, y MOLA.

Tres calles cuyas placas han sido sustituidas por las de EL OLVIDO, EL PERDÓN, y Avenida de las ISLAS CANARIAS.

No muy lejos, se encuentra la calle que estuvo dedicada al general MOSCARDÓ, que si bien no murió en la guerra, si fue enaltecido por la «hazaña» que nos han contado llevó a cabo, en el Alcázar de Toledo, cuando era Coronel.

Este general MOSCARDÓ también se ha caído de su placa, a consecuencia  de la alcaldada de Miguel Zerolo Aguilar, quien con su decreto de fecha 17 de diciembre de 2008, la ha cambiado a CALLE DEL AMOR.

El primer nombre de esta calle había sido el de LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO, ínclito geólogo, gran conocedor de nuestras aguas subterráneas.

En el acuerdo ya referido de 6 de diciembre de 1937, el nombre de LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO, fue sustituido por el del GENERAL SANJURJO.

* * * * * * * * * *

En 20 de agosto de 1958, a la calle segunda paralela de Los Molinos le fue asignado el nombre de FERNÁNDEZ NAVARRO, de quien se dice en el folio 88 del acta

«Geólogo, hizo estudios sobre las aguas subterráneas de Tenerife».

Con esta escueta nota despachó la Comisión Municipal de Cultura, su propuesta de calle al ínclito geólogo, en 1958, sin hacer referencia a que LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO había sido despojado de su primigenia calle, el 6 de diciembre de 1937, fecha en la que esta calle fue dedicada al doblemente golpista y bilaureado general SANJURJO, sin justificación alguna.

Parece que dicha Comisión de Cultura no habían leído el folio 143 del acta del pleno de siete de noviembre de 1923, donde se incluye este amplio detalle del ínclito científico:

Trájose a la vista el expediente incoado por instancia del Sr. Presidente accidental del Real Club Tinerfeño, comunicando que aquella Sociedad había acordado solicitar, como lo hace, que se dé a una de las vías de esta Ciudad, el nombre del ilustre catedrático de Cristalografía de la Universidad Central Don Lucas Fernández Navarro, en atención, no solo al extraordinario valor de tan sabio geólogo, gloria de la ciencia española, sino como prueba de gratitud que perpetúe lo mucho que Tenerife debe a tan eminente profesor, que desde hace muchos años se ha dedicado con gran interés y constancia, al estudio de la formación de las islas y en especial de la Tenerife y el Teide, y se dio lectura de los oficios del Casino de esta Capital, y de la sociedad Círculo de Amistad XII de Enero”, haciendo igual solicitud a este Ayuntamiento, y del informe emitido por la Comisión permanente de Gobernación y el Excmo, Cabildo, conformándose con el meritado dictamen y atendiendo a las razones expuestas por la sociedad “Real Club Tinerfeño” en la instancia presentada acordó dar el nombre de Don Lucas Fernandez Navarro a las nuevas calles que han de abrirse en la barriada que construye en la Rambla de once de febrero, la sociedad Ley y compañía y que este acuerdo se exponga al público por término de veinte días para oír reclamaciones.

Poca cultura puso de manifiesto la Comisión de Cultura.

Esta segunda calle dedicada a LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO, está cerca del Mercado Nª Sª de África, paralela por encima de la calle José Hernández Alfonso.

Con lo cual el eminente LUCAS FERNÁNDEZ NAVARRO ha sido restituido al viario urbano de Santa Cruz de Tenerife, treinta y cinco años después.

LO QUE HA CONTADO J.J ARENCIBIA

 

En el libro Calles y plazas de Santa Cruz de Tenerife (su historia y sus nombres) publicado por Juan J. Arencibia de Torres, en 1996, encontramos esta reseña:

GENERAL SANJURJO

De la rambla del General Franco a la calle del Poeta Tomás Morales.

Calle que conserva buenos edificios y da un sello especial al barrio de Salamanca. José Sanjurjo Sacanell, teniente general del Ejército, nació en Lumbier el 28 de marzo de 1872. Sus actuaciones en la guerra de Marruecos le proporcionaron varios por méritos de guerra, la popularidad, la Laureada y el título de marqués de Monte Malmusi. También en Cuba había combatido brillantemente. Fue director general de la Guardia Civil y de Carabineros. Murió en accidente de aviación el 20 de julio de 1936, cuando se disponía a ponerse al frente del Alzamiento del 18 de julio. Vivía desterrado en Portugal, después de haber fracasado su pronunciamiento militar del 10 de agosto de 1932 en Sevilla y haber estado condenado a muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.