EL PROBLEMA AGRÍCOLA


 El Sr. Reverón usó de la palabra para manifestar que había concurrido a la asamblea Agrícola convocada por el Ayuntamiento de la Orotava y celebrada recientemente, donde se acordó pedir la sindicación forzosa y el crédito agrícola, y suspendido que fue dicho acto a petición de los agricultores tomateros, y por no poder asistir a la reanudación de la misma, había delegado la representación que se le confirió, en el Sr. Martín Díaz.

Acto seguido hizo uso de la palabra este señor Concejal, quien dio cuenta de los restantes acuerdos adoptados, estimando que el éxito coronará la gestión que se ha encomendado, cuya iniciativa corresponde al Frente Popular.

Sigue diciendo que se había designado una Comisión que emprenda embarque hacia Madrid a cuyo fin se resolvió solicitar el apoyo económico de todas las Corporaciones, para poder sufragar los gastos de esa Comisión, de la que se espera que obtenga un éxito en relación al problema que se trata de ventilar.

El Sr. Pestana, en nombre de la minoría socialista, dice que comprende la importancia de las conclusiones adoptadas en esa Asamblea, viendo con agrado las iniciativas que se han pensado llevar a efecto, por lo que es partidario que el Ayuntamiento le preste todo su apoyo, pero la asistencia económica, dada la situación porque atraviesa la Hacienda Municipal, tendría que ser reducida.

El Sr. Reverón estima que lo eficaz es conceder el apoyo solicitado, pues en cuanto a la ayuda económica debe lucir,  o de lo contrario no dar nada, pues considera que los organizadores agradecerán mas el apoyo moral que se le preste, máxime teniendo en cuenta el abandono en que siempre se tuvo a este asunto.

El Sr. Pestana dice que igual había pensado, pero que no se había querido oponer a la concesión de la ayuda económica, no se fuera a creer que no querían alentar esas iniciativas.

El Sr. Martín Díaz manifiesta que sobre los medios económicos a emplear se había suscitado una gran discusión por darse el caso de que los agricultores de importancia no ayudan, causa por la cual se había hecho precisa la petición de auxilio económico, con lo que indudablemente se acrecentaría la fuerza moral de la Comisión.

El Sr. Rodríguez Guanche manifiesta que en lugar de hacer ese viaje a Madrid, se debe encomendar las gestiones que pueda hacer esa Comisión, a los diputados del Frente Popular, los que deben defender con mayor calor los intereses de las Islas.

El Sr. Martin Díaz dice que el problema no está al alcance de los Diputados, puesto que es una cuestión de orden técnico; y solo conocen el problema en todas sus facetas los elementos agrícolas designados, que son tres personas especializadas en los cultivos canarios.

El Sr. Reverón dice que Unión Republicana no tiene inconveniente en apoyar que se concedan los auxilios que se estimen.

El Sr. Rodríguez Guanche insiste en sus anteriores manifestaciones, razones por las que no estima que proceda dar subvención alguna.

El Sr. Martín Díaz por último propone que se acuerde dar todo el apoyo moral  necesario a dicha Comisión, prescindiendo del auxilio económico.

El Sr. Guadalupe manifiesta que dado que esta cuestión es de indudable trascendencia para el país, se debiera abrir una suscripción pública, a fin de allegar recursos para sufragar los gastos que origine esa Comisión.

S.E. por último acuerda prestar todo su apoyo moral a la comisión designada en esa Asamblea, para trasladarse a Madrid, abrir una suscripción pública para recaudar fondos con que sufragar los gastos que la comisión origine.

 

Cfr.: Folio 180 del Acta Municipal de Santa Cruz de Tenerife.- Tomo 29.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.